domingo, 1 de junio de 2008

CARTA A RAMON MORENO CASTILLA

PONIENDO LAS COSAS EN SU SITIO

En Las Palmas de Gran Canaria a, 31 de mayo de 2008


No es mi intención entrar en polémica con Ramón Moreno, pero me veo obligado por sus descaradas descalificaciones a mi persona y al grupo al que represento, también me obliga a clarificarle como interpretamos en la Plataforma por el Mar Canario, los términos jurídicos sobre el Derecho Marítimo Internacional y sus posibles variantes aplicadas a Canarias como archipiélago, que dicho sea, con el máximo rigor, pudiendo ser; Archipiélago Estado (art.46.a) ó archipiélago que reúna una serie de condiciones específicas, como las reflejadas en el (art. 46.b). Este último artículo es el que reclamamos para el archipiélago canario, con el cual, se abriría el inicio del proceso para que Canarias fuese Parte firmante del Tratado Internacional del Mar.

La aplicación del Derecho de Montego Bay, no es exclusivo para los Estados Independientes, también lo es para otros territorios que reúnan las características del artículo 305.e de dicho Tratado Internacional. El cual sería perfectamente válido a Canarias, si España tuviese un mínimo sentido común para reformar la Constitución en esta línea.

Nosotros interpretamos que Canarias podría reivindicar con absoluta claridad jurídica, el artículo 46.b, porque cumplimos en todos sus términos para acogernos al cumplimiento del artículo 305.e, aunque existen serios inconvenientes jurídicos para ser aplicados por España. El problema solo está en la actual Constitución.

Precisamente insistimos en la necesaria reforma constitucional, para que ésta se cumpla en su relación jurídica con el Derecho Internacional del Mar, el cual se encuentra dentro del Ordenamiento Interno del Estado desde el 14 de febrero de 1997, en que fue publicada en el B.O.E. el acuerdo de ratificación por las Cortes españolas.

Años antes de constituirse la Plataforma por el Mar Canario (31/12/2003), y cuando era impensable que alguien pensara que el Partido Popular con mayoría absoluta fuera capaz de reformar la Constitución, decíamos en miles de trípticos repartidos por toda la geografía de Canarias, y a través de los medios de comunicación, que era imprescindible la reforma de la Constitución para delimitar los espacios marítimos de Canarias desde el Derecho Marítimo Internacional.

Decíamos que se incumplió el imperativo legal del artículo 95.1 de la Constitución, para que fuera validada la ratificación por parte de España del Tratado Marítimo.

Dicho esto, Ramón Moreno podrá estar de acuerdo o no, nosotros nos ratificamos en lo dicho, pero le advertimos que no aceptamos descalificaciones al conocimiento jurídico sobre las aguas canarias, y mucho menos a los insultos barriobajeros, que parece ser, son propias de personas como él.

Cuando en una controversia del Derecho, no se tienen argumentos serios a rebatir, se recurre al insulto y a las descalificaciones personales. Es una lástima que una persona que presume de experto en derecho marítimo, no ponga esos supuestos conocimientos marítimos, al servicio de la colectividad del archipiélago canario con la suficiente transparencia.

Con respecto a mi persona, diré que quienes me han conocido en estos últimos 30 años, son los que podrían reprocharme mis actuales posicionamientos en mi lucha por Canarias, son esas personas quienes podrán hacerme un juicio de valor, una vez que conozcan personalmente del porqué vamos por la Plena Autonomía Interna. De Ramón Moreno tengo pocas referencias, pero las pocas que sé de él, son suficientes para conocerle, y del que creo que tiene un denominador común con los que se creen que están en posesión de la verdad absoluta, acusando gravemente a quienes no piensen como el/ellos.

A Ramón empecé a conocerlo a través de la prensa, cuando sus relaciones personales con Marruecos eran excelentísimas, eran tiempos de compartir mesa y mantel con altas jerarquías del gobierno marroquí. Hablar de mí, le corresponde a otros que tengan ciertas referencias.

Solo puedo decir que posiblemente sea el único patrón de pesqueros, que se ha negado a trabajar en empresas mixtas hispano-marroquí. Las razones son obvias, siendo presidente del Sindicato de Trabajadores del Mar, en noviembre de 1977, fui invitado por el F.Polisario a Argel, a la entrega de tres pescadores canarios que fueron apresados en el banco pesquero.

Quiero pensar que Moreno está haciéndole inconscientemente el juego sucio a Marruecos, en su estrategia de lograr la soberanía sobre la zona económica exclusiva y las aguas interiores de Canarias, cosa que harán una vez que consigan el Sahara, Ceuta y Melilla, luego vendrán por la soberanía de las islas.

Este extraño personaje de Ramón Moreno, en vez de poner sus presumibles conocimientos marítimos a favor de Canarias, parece que prefiere ir a favor de los intereses marroquíes. Quizás piensa que la Independencia de Canarias, llegaría en ese punto, despreciando la voluntad colectiva del pueblo canario, pensando además que Marruecos renunciaría a no incluir en el Gran Magreb, a las islas canarias.

Sugiero a aquellos canarios que conozcan mejor la trayectoria profesional en Marruecos, la hagan públicamente en conocimiento, para que se conozca sus intenciones políticas con el territorio canario.

Si como él cree y dice, que la plataforma por el mar canario es una magnífica iniciativa, oportuna y necesaria, pero añade, está en manos equivocadas, yo le recuerdo que el presentó en los salones de prensa canaria, una plataforma canaria para reivindicar las aguas canarias.

Dicho proyecto no llegó a la sociedad canaria, quizás porque estaba en las manos de un demagogo, egocéntrico, iluminado y supuesto independentista, con pretensiones egoístas y manipuladoras, tergiversando el derecho marítimo internacional a su manera, e ignorando que el Ordenamiento Interno del Estado, es el único de ser entendido por la ciudadanía canaria. Y luchar por todo aquello que deba ser modificado en la mejor defensa de los intereses de Canarias.

El derecho internacional del mar y la constitución española, forman parte de ese Derecho Interno. En base a ello, y por supuesto reivindicando la legitimidad que nos corresponde a todos los niveles nacional e internacional, hemos planteado una estrategia que al día de hoy, ha superado con creces a las tesis de Ramón Moreno.

Desde enero de 2004 en que comenzamos a trabajar, llevando nuestra reivindicación a las instituciones públicas canarias, el resultado es inmensamente positivo.

Antes de nacer la Plataforma por el Mar Canario, el debate marítimo de Canarias, era elitista para determinada parte de la sociedad canaria. El debate solo estaba dentro del Parlamento de Canarias, solamente para presentar una Proposición de Ley, que una vez llegada a las Cortes del reino, fracasaba una y otra vez por su escasa base jurídica para ser defendida con todo rigor jurídico.

Ese importante debate no entraba en la sociedad canaria, ni en los plenos de las instituciones representativas de los canarios, como son los ayuntamientos y cabildos.

La envidia y rabia que ostenta déspotamente Ramón Moreno contra el trabajo de la Plataforma por el Mar Canario, pretendiendo situarme como ignorante desde que leyó la editorial de El Día de fecha 27 de marzo, donde se reconocía positivamente nuestro trabajo, fueron motivos suficientes para que sacara toda la bilis de veneno que tenía en su interior.

Eso de que se reconociera públicamente nuestro trabajo, no lo podía tolerar, doblándose como una panchota y echando espuma por la boca para que nadie publiquen nuestros escritos.

Que como siga así, sus errores estarán cada vez más al descubierto, morirá con su propio veneno. Su podredumbre y tristeza, la tendrá que seguir manteniendo, porque nosotros nos reafirmamos en lo que hemos dicho y seguiremos en la lucha.

Demostraremos que Ramón Moreno es un manipulador peligroso que miente deliberadamente cuando habla del derecho marítimo internacional, igual que el profesor Lacleta, que no dice toda la verdad sobre la Delimitación de los Espacios Marítimos de Canarias.

Nos reafirmamos que Canarias podría acceder a la Plena Autonomía Interna y ser Parte firmante del Tratado Internacional del Mar.

Hemos explicado en diversas ocasiones que la delimitación archipelágica de Canarias es posible, aunque para ello sea imprescindible reformar la Constitución.

Que es reformable. Le decimos una vez más a Ramón Moreno que el derecho de autodeterminación no significa independencia. Es un paso para logralo, pero dependerá de lo que digan la mayoría de los canarios. ¿O acaso pretende estar por encima de lo que decidan la colectividad social de Canarias?

Hace 25 años, Canarias tendrían que haber accedido a un Estatuto similar al establecido por Portugal en su Constitución para Azores y Madeira, que en su Título VII, artículos 225 al 233, establecen cual ha de ser el régimen político-administrativo de dichos territorios ultraperiféricos. Pero no fue posible, porque el poder del gobierno central español y la complicidad de la burguesía canaria lo impidieron.

Hoy las condiciones son diferentes, por lo que no se puede reiniciar el mismo proceso reivindicativo del nacionalismo canario, repitiendo los mismos planteamientos y los mismos errores.

Ya en el año 2005, el profesor Lacleta, se molestó por publicar un documento de 23 páginas para atacarnos y desprestigiarnos con los mismos argumentos que Ramón, pero al menos se curó en salud, que al iniciar dicho documento sentenció que era un estudio “no jurídico”.

Es sorprendente que nos ataquen por igual, un nacionalista canario, y otro nacionalista español. Eso querrá decirnos que estamos tocando acertadamente en la línea de flotación de ambos. De uno es de esperar, pero del otro, sí que es una sorpresa.

No voy a entrar en todos los detalles jurídicos porque nuestros argumentos están debidamente publicados, y sería necesario 50 páginas para mostrarle al supuesto independentista de Ramón Moreno, que se tiene que posicionar en la defensa de sus argumentos, si puede, nosotros respetamos todas las opciones, y aceptaremos cualquier corrección que en el Derecho en general, las interpretaciones no son literalmente inamovible, por lo que le pedimos a Moreno que nos respete y nos deje hacer nuestro trabajo, y si no quiere compartir nuestra estrategia porque no es él quien la dirige, que se aparte. Algún día tendrá que subirse al carro de la Plena Autonomía Interna.

Son muchos los argumentos para descubrir las argucias y artimañas de Moreno, que pretende ocultar la verdad a los canarios. Con su verdad, quiere ocultar su verdadera raíz de procedencia, sigue siendo “amigo de Marruecos”, lo que demostraremos con el Derecho Marítimo en la mano, y con el siguiente argumento:

Denunciábamos que Marruecos podrá extender los derechos de su Plataforma continental de 200 a 350 millas.

Este impresentable dice que los conceptos de la Plataforma Continental y la Zona Económica Exclusiva, son indisociables y se atreve afirmar, que sus dimensiones coinciden en las 200 millas.

Sin embargo, en el Tratado Internacional del Mar, de Montego Bay, se dice textualmente: el Estado ribereño (Marruecos lo es), que se proponga establecer, de conformidad con el artículo 76, el límite exterior de su plataforma continental más allá de las 200 millas marinas presentará a la Comisión de Límites de la plataforma continental, las características de ese límite junto con información científica y técnica de apoyo lo antes posible, y en todo caso dentro de los diez años siguientes a la entrada en vigor de esta Convención respecto al Estado.

Este derecho fue iniciado desde enero de 2005, y ya en marzo de 2004, empezamos a informar a la ciudadanía canaria de dicha ampliación a 350 millas. Este tema y la realidad de las aguas interiores, fue lo que motivó al profesor Lacleta a publicar el documento “no jurídico” (como no podía ser menos), en contra de las afirmaciones de la Plataforma por el Mar Canario, sobre las 350 millas.

Sobre este tema, el Independiente de Canarias, me publicó un escrito en julio de 2007, donde afirmaba que ya existían varios Estados que han solicitado la ampliación a las 350 millas, entre esos Estados estaban España, Francia, Inglaterra e Irlanda, que conjuntamente han solicitado ampliar las 200 millas a la Comisión Internacional de la Plataforma Continental.

Denunciábamos que España solo quisiera ampliar la plataforma continental en la costa gallega, cuando en el archipiélago Canario, podría ampliarse en su totalidad hacía el Oeste.

Eso significaría el establecimiento de la mediana con Marruecos, Sahara y Portugal, con la Plena Autonomía Interna.

Esto sería factible de lograr, si Canarias le planteara al Estado, que la Constitución reconozca los derechos marítimos internacionales para Canarias, y sea Parte firmante con todos los derechos que ello conlleva.

Muy a pesar de que Ramón Moreno le resulte incómodo este planteamento, quizás porque se romperían definitivamente las aspiraciones de Marruecos por hacerse con la soberanía de las aguas canarias.

Los Estados que han solicitado la ampliación a 350 millas, prefieren ser cautos hasta que la Comisión revise y aprueben sus expedientes, mientras, aguardan silencio con la máxima discreción.

En el caso de haberla solicitado Marruecos, no es de extrañar que sea secreto de Estado para Canarias. Marruecos tiene compromisos con el gobierno de España, en no tocar la mediana para la extracción de petróleo frente a Lanzarote y Fuerteventura.

Han llegado al acuerdo de respetarse mutuamente para que dicha zona fronteriza, sea de libre disposición para ambos Estados. Nadie dice nada sobre la ampliación de la Plataforma, por lo que pudiera pasar en Canarias si pública el significado jurídico del derecho marítimo, sobre la Plataforma Continental, y necesariamente la mediana entre dos territorios.

¿Por qué Ramón Moreno participa en esa complicidad? Peor aún, Moreno pretende hacerles creer a los canarios, que lo dicho por nosotros es una empanada mental. Precisamente tú Moreno, que eres el menos indicado por tu trayectoria de relaciones empresariales y de amistad con Marruecos.

Firmado: Antonio Rodríguez de León - DNI 42.697.787N Presidente de la Plataforma por el Mar Canario

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Señor: porque usted lo és. Gracias por darnos esta magnifica leccion de templanza en el tema de nuestras aguas canarias.
Desgraciadamente tengo que pensar que muchas personas estan haciendo con su ignorancia, un flaco favor a nuestra tierra.

Desde mis tesis no soberanistas,un saludo de un canario-español de 7 islas

DORAMAS dijo...

Agradecido por su visita y comentario

Anónimo dijo...

La actitud, descaradamente promarroqui, del sr. Moreno me da que pensar. Para mi que no es trigo limpio; sus intenciones no parecen casar con las perspectivas de futuro de Canarias, ni con su futura integridad. ESTEMOS MUY ATENTOS A LAS ANDANZAS DE ESTE CABALLERO...

DORAMAS dijo...

Anónimo, el tiempo ha pasado y la historia continua su camino, pero siempre alerta, por supuesto.